¿De qué podemos darnos cuenta? (2)
» » » ¿De qué podemos darnos cuenta? (2)

¿De qué podemos darnos cuenta? (2)

Publicado en: Blog | 1

De que necesitamos mucho menos de unas cosas y mucho más de otras.  

¿Qué estamos echando de menos?… y ¿de qué estamos pudiendo prescindir para nuestro asombro?. ¿Qué cosas han cambiado en nuestras rutinas, en nuestro paisaje diario, en nuestra cotidianeidad? ¿Qué estamos pudiendo hacer, ahora que “tenemos TIEMPO”? ¿a qué estamos dedicando nuestro tiempo? ¿a qué nos gustaría dedicar nuestro tiempo luego en realidad? ¿Qué cosas cambiaríamos? ¿Qué no quiero ya cuando “vuelva”? ¿Qué quiero ya de una vez por todas cuando vuelva? ¿Qué quiero quedarme de lo que estoy viviendo ahora? 


Un comentario

  1. Elena Rodriguez
    | Responder

    Querido Jordi, que bonito lo que escribes. Realmente es maravilloso sentirse UNO con todo!! Es la plenitud!! Desgraciadamente, el ser humano no lo pone fácil. Hemos desarrollado un egoísmo y sentido de individualidad directamente proporcional al nivel de bienestar en el que estamos sumergidos. Que he observado yo en estos días? Para empezar, las diferentes maneras de enfrentarnos a este problema según nuestras creencias, nuestro carácter o nuestra formación. Por ejemplo, los grupos de wasap, o de Facebook son escaparates de cómo lo estamos viviendo cada uno. Muchos animan y comunican positividad, otros bromean escondiendo de esta manera el miedo y la incertidumbre que nos invade y otros… desgraciadamente hay otros que se dedican a extender bulos, teorías conspiratorias y otras teorías que les permiten encontrar un enemigo común al que culpar; la malignidad del gobierno chino, la tecnología 5G, los grupos de poderosas élites que estarían experimentando con nosotros el control de los individuos por el miedo…., en fin, para todos los gustos y sabores!!!!
    En mi caso, el confinamiento me ha encontrado en medio de un doloroso proceso personal donde el menor de mis problemas es el tener que estar encerrada en mi nuevo nido. Para mi está siendo un retiro en toda regla. Un paseo lento y concienzudo por mi interior. Un aprender a aguantar en soledad miedos que me ayudaba la socializacion a sobrellevar. Una prueba de la fuerza de mis alas para sustentarme a mi misma. Un “estar en capilla” velando las armas, antes de salir a vivir el resto de mi vida.

Dejar un comentario